605 82 35 47     |     Campus Virtual ESHI

Blog

Noticias de actualidad

Vibraciones mecánicas. Una tecnología consolidada y ¿olvidada?

Publicado en: 31 May 2017
Publicado por: Bcn Web Solutions

Desde principios de este siglo comenzaron a aparecer publicaciones científicas en torno a las posibilidades de ejercicios que ofrecen las vibraciones mecánicas como estímulo de entrenamiento. Autores reconocidos vieron en esta tecnología, una alternativa segura y eficaz aplicando adecuadamente los parámetros por parte de profesionales de la salud y el ejercicio físico.

Como consecuencia de los variados efectos de las vibraciones mecánicas sobre el cuerpo, se han encontrado diversas aplicaciones tanto en la preparación física y el entrenamiento deportivo, como en el tratamiento de diversos procesos patológicos. (1)

La comercialización de marcas de vibraciones mecánicas supuso su entrada en las instalaciones deportivas y centros especializados de personal training acercando esta maquinaria a varios sectores de la población.

“Si se han demostrado ampliamente sus efectos positivos tanto en el deporte como la salud, ¿Por qué ha descendido su utilización en los centros?”

La experiencia en el sector nos ha enseñado que la dependencia exclusiva de una forma de entrenamiento, acabará requiriendo de nuevas combinaciones para lograr los objetivos de los clientes (veáse EMS global). Los profesionales no debemos saltarnos uno de los principios del entrenamiento como es el caso de la variabilidad, no debiendo caer en el error de confiar exclusivamente en una forma de estímulo.

Por ello, ante la bajada de uso como herramienta de entrenamiento, encontramos que si analizamos correctamente las necesidades de nuestros entrenados/as, las vibraciones mecánicas junto a otros elementos puede ayudarnos sin duda, a conseguir aquello que buscamos para con nuestros clientes.

Si observamos la forma de trabajar en centros de referencia en Estados Unidos donde se preparan a deportistas de élite de distintas modalidades deportivas o en selecciones nacionales de fútbol de primer nivel, las vibraciones mecánicas están entre las principales formas de preparación física llevadas a cabo de cara a obtener el máximo rendimiento sin incurrir en riesgos de lesión.

“Mark Verstegen, en su centros EXOS (USA) considera las vibraciones mecánicas como uno de los pilares de la preparación física en deportistas de alto nivel”.

El estímulo vibratorio produce cambios rápidos y cortos de la longitud del complejo músculo-tendón. Esto puede producir una contracción muscular involuntaria denominada reflejo tónico vibratorio que junto a la excitabilidad muscular producida por la activación de los husos musculares (pequeños receptores sensoriales musculares que informan del estiramiento muscular) son responsables de un mayor reclutamiento de unidades motoras y de generar una mayor tensión muscular.

Dado que en la gran mayoría de modalidades deportivas, la generación de fuerza por unidad de tiempo tiene una elevadísima importancia, el uso de las vibraciones mecánicas, sus efectos fisiológicos sobre la conducción nerviosa y el sistema músculo esquelético propician una activación de alta calidad para el deportista. Precisamente en este tipo de sujetos y en no entrenados tras exposiciones agudas se han visto mejoras en la capacidad de salto, sabiendo que lograr incrementos en el primer grupo es de una dificultad superior debido al nivel de rendimiento. (2)

No todos los clientes serán deportistas de élite, sin embargo, tendrán sus particulares objetivos y es precisamente en el área de la salud donde las vibraciones mecánicas han demostrado múltiples beneficios que los/as entrenadores/as deben conocer para poder tener en cuenta esta maquinaria a la hora de prescribir lo idóneo a sus clientes.

Supongamos que entrenamos a una persona en estado de control de peso; sabemos que el entrenamiento de fuerza y la preservación de la masa muscular junto a un correcto plan nutricional pueden ayudar a mejorar su composición corporal, suponer un menor estrés mecánico para sus articulaciones y aportar tanto seguridad como confianza que favorezcan la adherencia.

En este sentido, estudios han demostrado un incremento de la masa libre de grasa tras un periodo de entrenamiento con vibraciones mecánicas en jóvenes no obesos (3), así como en mujeres postmenopáusicas con sobrepeso. (4)

Precisamente con este último colectivo, dados los acontecimientos que transcurren en su sistema hormonal durante esta fase, los profesionales deberían aplicar vibraciones mecánicas para preservar su densidad mineral ósea, en lugar de optar por programas acuáticos, tan ofertados para este target en instalaciones deportivas. La exposición durante varios meses con vibraciones mecánicas ha demostrado ser efectivas para dicho objetivo en este tipo de población. (5)

Además, aprovechando estos efectos beneficiosos podemos utilizar las vibraciones mecánicas como estímulo más seguro a la hora de adoptar posiciones de squat bien en sujetos con menos experiencia en el entrenamiento para mejorar la coordinación o bien en la tercera edad donde el mantenimiento de la masa muscular y el contenido mineral óseo resultan primordiales.

Esto ha sido apoyado por una investigación mostrando efectos beneficiosos en la población anciana combinando las vibraciones mecánicas con ejercicios de equilibrio y de capacidad para caminar. (6) Como hemos mencionado, las vibraciones de forma aguda han demostrado mejorar la fuerza, pero también el rango de movimiento, ambos importantes para el control postural (7).

Por otra parte, estarían las aplicaciones por parte de profesionales en la readaptación y prevención de lesiones. Dado que las mayores posibilidades de uso las encontramos en el miembro inferior con esta maquinaria, las vibraciones mecánicas deben ser un pilar fundamental sobre el que se traten procesos de recuperación como por ejemplo, de ligamento cruzado anterior (LCA) gracias a las mejoras de coordinación, equilibrio y mejora de la fuerza en el tren inferior.

Los ejercicios con vibraciones mecánicas después de la reconstrucción de LCA han sido probados ser efectivos para conseguir una recuperación completa de control neuromuscular (8)

No obstante, las vibraciones no solo se pueden introducir en programas de la mejora de la condición física sino que también pueden ser usadas como método de relajación después de las sesiones de entrenamiento sabiendo que favorece el retorno venoso y que gracias a la activación muscular, el flujo sanguíneo aumenta.

“Las vibraciones mecánicas pueden actuar positivamente sobre el sistema óseo, circulatorio y muscular como estímulo de ejercicio orientado a la salud”.

En resumen, confirmamos los múltiples beneficios y aplicaciones con los que contamos acerca de las vibraciones mecánicas; como pueden ser aplicadas siempre y cuando los/as profesionales se informen sobre el correcto manejo de los parámetros específicos de esta tecnología. Del mismo modo, su introducción en programas de entrenamiento combinado con la adecuada alimentación, hidratación e incorporándolas en el trabajo conjuntamente otros equipamientos del sector nos aportarán un gran abanico de posibilidades para adaptar los estímulos de entrenamiento a las necesidades reales de nuestros clientes y deportistas.

Bibliografía:
1. De Hoyo Lora, M.; Romero Granados, S.; Sañudo Corrales, B. y Carrasco Páez, L. (2009). Efecto de una sesión con vibraciones mecánicas sobre la capacidad de salto. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte 9 (36) pp. 366-378
2. Ronnestad, B. (2009). Acute effects of various whole-body vibration frequencies on lower-body power in trained and untrained subjects. J Strength Cond Res, 23 (4), 1309-1315.
3. Roelants M, Delecluse C, Goris M et al. Effects of 24 weeks of whole body vibration training on body composition and muscle strength in untrained females. Int J Sports Med 2004; 25: 1-5.
4. Fjeldstad C, Palmer IJ, Bemben MG et al. Whole-body vibration augments resistance training effects on body composition in postmenopausal women. Maturitas 2009; 63: 79-83.
5. Gusi, N., A. Raimundo, A. Leal. (2006) Low-frequency vibratory exercise reduces the risk of bone fracture more than walkiny: a randomized control trial. BMC Musculoskeleial Disord. 7:92-99.
6. Kawanabe K, Kawashima A, Sashimoto I, et al. Effect of wholebody vibration exercise and muscle strengthening, balance, and walking exercises on walking ability in the elderly. Keio J Med 2007; 56(1): 28-33.
7. Poston B, Holcomb WR, Guadagnoli MA, Linn LL. The acute effects of mechanical vibration on power output in the bench press. J Strength Cond Res 2007; 21(1): 199-203.
8. Foti C, Laurini A, Tiberti S, Carli G, Tsarpela O, Adamidis K, Bonifazi M, Giombini A, Tihanyi J, von Duvillard S, De Vita M, Bosco C. Leg extension tests EMG and vibratory stimuli to assess functional recovery following knee joint surgery. Muscles Ligaments Tendons J. 2012;2:127-132.