605 82 35 47     |     Campus Virtual ESHI

Blog

Noticias de actualidad

¿Qué es el concepto CORE?

Publicado en: 23 May 2018
Publicado por: Eshi

El CORE es el centro de gravedad del cuerpo, toda la zona lumbar y pélvica forma parte del CORE. En este punto del cuerpo es donde se originan todos los movimientos de las cadenas cinéticas. Esta zona del cuerpo transfiere la fuerza necesaria a cada segmento del cuerpo para que realice los movimientos adecuados.

La región lumbo-pélvica es un punto clave en el cuerpo humano ya que da estabilización a todo el cuerpo y a los movimientos. Entre los músculos que forman el core encontramos: los abdominales, las lumbares, los de la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna. Todos estos músculos pueden agruparse en tres grandes grupos: los abdominales, que mejoran la respiración y protegen los órganos internos; los de la cadera, que mantienen estable esta zona; y los de la espalda baja, que nos ayudan a mantener una postura adecuada.

Elementos que componen el CORE

Sistema pasivo: Son estructuras que no tienen capacidad contráctil pero ayudan a la estabilidad articular. Encontramos huesos, articulaciones, ligamentos, cartílagos y discos.

Sistema activo: Es el sistema necesario para poder realizar ejercicios con resistencias y actividades dinámicas. Se compone por musculatura, tendones y fascias, todos ellos elementos contráctiles, a diferencia del sistema pasivo.

Sistema neuromuscular: responde a las variaciones captadas y realiza las correcciones. Recibe la información del sistema pasivo y activo y ajusta todo el cuerpo.

Emociones: la alteración de los estados emocionales puede provocar también una alteración de las posturas que se adoptan, pueden provocar una menor efectividad y afectar a la compresión en la columna y la pelvis.

Importancia del CORE

Mantener una buena forma del core y utilizarlo durante la práctica deportiva ayuda a prevenir lesiones. Gracias al core tendremos una mayor conciencia de los movimientos que producimos durante la actividad física y los mejoraremos, además de realizarlos de forma más eficiente los movimientos de piernas y brazos.

Realizar movimientos eficientes evitará trabajar de forma compensatoria, método que a la larga se traduce en lesiones por sobrecarga. Las lumbalgias duraderas se pueden prevenir y aliviar fortaleciendo la cintura lumbo-pélvica, que protegerá toda la estructura, tanto articular como ósea.

Si conseguimos estabilizar, fortalecer y reeducar el CORE conseguiremos prevenir lesiones y mejorar los tiempos de rehabilitación y recuperación.