605 82 35 47     |     Campus Virtual

¡Contacta con nosotros!

Blog

Noticias de actualidad
La Preparación Física en el Rendimiento Deportivo

La Preparación Física en el Rendimiento Deportivo

Publicado en: 25 Sep 2019
Publicado por: Javier Navarro

Autor: Robert Usach, Director Académico de ESHI

 

Fórmate con nosotros, conviértete en Entrenador Personal, especialízate en preparación física. Prepárate para cambiarlo todo.

Dr. Robert Usach, nuestro Director Académico

Dr. Robert Usach, nuestro Director Académico

En el entrenamiento deportivo se contemplan una serie de componentes que dan lugar al rendimiento. Estos componentes son:

La Preparación Física:

Se trata del acondicionamiento físico, tradicionalmente estructurado en un modelo tetracompartimental (fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad) que luego trataremos de matizar.

La Preparación Técnica:

Como acercamos la ejecución real al modelo de gesto óptimo.

La Preparación Táctica:

Como preparamos el sistema cognitivo para la toma de decisiones en cada situación.

La Preparación Psicológica:

Como gestionar los estados de activación según las distintas situaciones.

La Preparación Biológica:

A veces llamada entrenamiento invisible. Son todos los cuidados “fuera del entrenamiento” que le afectan desde la alimentación hasta el descanso.

La Preparación Teórica:

El rendimiento deportivo viene definido principalmente por el resultado y este está basado en el reglamento, que es necesario dominar.

 

¿En cuáles de estos compartimentos se ubica el preparador físico?

 

Pues obviamente, su responsabilidad directa está en la preparación física, pero según en qué deportes —y cada vez más en todos— está presente en todas o casi todas las facetas.

La preparación teórica dicta qué acciones ofrecen la victoria, y esas acciones condicionan los movimientos que se deben realizar para lograr el rendimiento deportivo.

La preparación táctica y psicológica son determinantes en el rendimiento (especialmente en tareas abiertas), y precisamente porqué en una sesión de entrenamiento (entorno controlado) no tendrían porqué darse tareas estresantes, hay que entrenarlo de vez en cuando para las situaciones reales.

 

El preparador físico es el encargado de estructurar y ordenar los distintos contenidos, probablemente primero encargándose de la adaptación de los tejidos y del control motor con tareas de estabilidad y movilidad, dando capacidad de contracción en todos los rangos de recorrido para preparar los contenidos de fuerza y luego de potencia. 

 

Y la preparación técnica y biológica cada vez tienen más relación con el preparador físico, pues ambas afectan primero a la prevención de lesiones (un atleta lesionado, es un atleta que no compite) y también a la ejecución (física) del movimiento óptimo, y eso se entrena (físicamente) a través del movimiento.

Aún así, como hemos avanzado, la responsabilidad directa del preparador físico es el acondicionamiento físico, y para cada deporte se estructura diferente, y a su vez, cada profesional lo estructura a su manera.

Sea la estructura que sea hay que partir de la base que las capacidades condicionales están relacionadas y no son compartimentos estancos. La Velocidad depende directamente de la Fuerza, no puede haber resistencia si no hay Fuerza que manifestar, la Flexibilidad depende —entre otras cosas— del tono muscular (Fuerza otra vez), y etcétera.

En resumen, el aparato locomotor es el encargado de “generar” movimiento, y para ello tiene estructuras pasivas (articulaciones, huesos, elementos elásticos…) y estructuras activas, como los músculos. Para la correcta activación de los músculos, es necesario la orquestración mediante el sistema nervioso quien aprende y reproduce programas motores y para que esos músculos realicen esfuerzos que consumen energía, tienen que haber vías metabólicas que aporten dicha energía.

El preparador físico es el encargado de estructurar y ordenar los distintos contenidos, probablemente primero encargándose de la adaptación de los tejidos y del control motor con tareas de estabilidad y movilidad, dando capacidad de contracción en todos los rangos de recorrido para preparar los contenidos de fuerza y luego de potencia. En paralelo, también preparará las distintas vías metabólicas primero en capacidad, luego en potencia integrando también las vías anaeróbicas.

Cómo estructurará esos contenidos, con los gestos competitivos, en el calendario de competición, y según las características de cada uno de los deportistas, es lo que diferenciará al buen preparador físico para el rendimiento deportivo.